Gracias al título de nuestra nota, el Ejército no salió a las calles en Monte Caseros

Con agrado debo decir, que en la mañana de hoy, los planes del Ejecutivo Municipal de sacar el Ejército a las calles para control social de circulación, no sucedió.

Foto de archivo.
El impacto que produjo el título elegido, para una nota cuyo texto pertenece a la Dirección de Prensa Municipal, disparó todo tipo de reacciones a favor y en contra de nuestra publicación.

Eso es bueno, eso es Democracia, tal vez muchos no le den demasiada importancia al tema, pero esa enorme ola de comentarios, réplicas y contra réplicas, puso a mi modo de ver, en su justa medida el valor de la democracia, en tiempos donde pareciera que todo es lo mismo.

Para despejar algunas cuestiones, que por allí quedaron como verdades reveladas, habría que analizar detenidamente lo que disparó semejante repercusión de un tema que aún no ha quedado saldado del todo en nuestro país.

La dictadura cívico-religiosa-militar de la que fuimos víctimas en la década del 70.

Estoy absolutamente de acuerdo con aquellos que salieron a decir que la movida de Olivieri junto al Ejército Argentino, no es una dictadura; pero en mi defensa tengo que decir, que gracias a la utilización de la precisión en las palabras elegidas para titular, nunca afirmé que esto era una dictadura.

No es lo mismo escribir "Al filo de la Dictadura", que "Estamos bajo una Dictadura". ¿Se entiende no?

El caso es que esa precisión en las palabras elegidas para titular una nota "edulcorada" por sus verdaderas fuentes, nos puso en movimiento y tensión en salvaguarda del bien común, que no sólo es la salud de todos los casereños, sino también de sus libertades individuales y principalmente la democracia.

A las personas que han tenido palabras agresivas e insultantes para conmigo y nuestra fuente de trabajo; les digo que todo está perdonado. 

Se logró el bienestar general, la medida "desmedida" del intendente quedó sepultada, gracias a la interacción de todos nosotros.

Tanto los que apoyaban la "desmedida" como nosotros que la repudiamos, hemos hecho un gran ejercicio democrático, en el intercambio de posturas e ideas sobre el tema. 

Gracias a todos los que de una u otra forma decidieron participar del convite, más allá de sus orientaciones ideológicas. 

Gracias también al periodismo esbirro-político-comercial, por hacernos el favor, de desmarcarse rápidamente de nuestros ideales, y así diferenciarnos de ellos mismos. 

¡Viva la Democracia!

Pablo Lugo.
Compartir
    Mensajes Gmail
    Mensajes Facebook
Con la tecnología de Blogger.