La Tarjeta Alimentar no cumplió las expectativas de los comercios

Desde que se implementó y ya habiéndose acreditado dos veces a los beneficiarios, la Tarjeta Alimentar no “fue de acuerdo a la expectativa de volumen” de los supermercadistas de Concordia. 


La situación a la que se enfrentaron los supermercadistas concordienses con la implementación de la Tarjeta Alimentar no fue la que esperaban y, según las palabras de Laura Kobrinsky, representante de la Cámara de Supermercados y Autoservicios de Concordia (Casco), “tiene que ver con que respetamos a rajatabla lo que nos pidió el municipio” sobre excluir de las ventas a determinados productos. 

Kobrinsky expresó a Diario Río Uruguay que los clientes manifestaban “abiertamente que compraban en otros lados donde les vendían todo”

Esta condición “tuvo influencia en que no tengamos la participación en lo que fue el monto que se ha acreditado la ciudad de la manera en que pensamos que podía ser”

No obstante, desde un punto de vista más general, la tarjeta se implementó correctamente y sin ningún inconveniente para los comercios, “sólo estamos sorprendidos porque ningún supermercado ha tenido una participación importante, ni en la primera implementación ni en la segunda”

Productos más vendidos 

En su mayoría, los beneficiarios se acercaron a los comercios para adquirir productos de primera necesidad tales como arroz, fideos, lácteos, verduras, entre otras cosas. 

Fundamentalmente, “quienes han venido hacen una reposición de la canasta básica de los hogares” subrayó Kobrinsky. 

Sin embargo, muchos consumidores “piden productos que no podemos vender” y muchos de ellos “nos han dejado la compra por no poder adquirirlos”

Por eso mismo, en esta segunda ocasión “tenemos un programa instalado que no nos permitirá cerrar la compra, el ticket o la operación para la tarjeta si contiene alguno de los productos no permitidos” agregó. 

La implementación de este programa evitará posibles errores de los cajeros y convierte el servicio en algo “mucho más estricto”

Por último, Kobrinsky apuntó a que “ahora el tema es controlar quién está haciendo las cosas como no corresponde, no por vender nosotros, sino porque las normas deberían ser parejas para todos y cumplidas a rajatabla”.

Compartir
    Mensajes Gmail
    Mensajes Facebook
Con la tecnología de Blogger.