Falleció otro niño wichí en el norte salteño

Así lo informó un diputado de Rivadavia. El deceso ocurrió ayer en el Hospital de Santa Victoria Este y entre las causas se mencionan insuficiencia orgánica, diarrea y vómitos. 

Foto ilustrativa.
Esta es la tercera muerte que se conoce en una semana. A los dos niños wichí fallecidos entre el martes y el sábado pasados en Salta se sumó ahora la novedad de un tercer fallecimiento en menos de una semana. 

Se trata de un nene de dos años de edad que murió el sábado también en el Hospital de Santa Victoria Este. 

Según indica el certificado de defunción, estuvo internado cuatro días y falleció a raíz de una falla multiorgánica. Entre las causas se encuentran la insuficiencia orgánica y diarrea y vómitos. 

La crítica situación de las comunidades originarias del norte salteño motivó la visita hoy a la provincia del ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, quien también estará en esa zona. 

El chiquito vivía en Rancho El Ñato, un paraje de Santa Victoria Este de donde es oriundo el cantante Oscar Chaqueño Palavecino. 

Según informó el diputado provincial por Rivadavia, Ramón Villa, el padre del niño habría insistido con el traslado a un hospital de mayor complejidad. 

En este caso, el Juan Domingo Perón, de Tartagal. “Pero lo pidió antes de que el nene empeore. Sé que cuando vio a su hijo ya grave dijo ‘para qué lo van a trasladar si ya se va a morir’, y al final falleció”, contó el diputado a Salta/12. 

Esta es la tercera muerte en pocos días de un niño del Pueblo Wichí, cuyas comunidades o poblaciones se encuentran repartidas casi todas en los departamentos San Martín y Rivadavia, en el norte de la provincia. 

El 7 de enero falleció un noño al año y dos meses de edad, integrante de la Comunidad La Mora 1, cerca de Tartagal. 

En su caso fue atendido en el Hospital de esa ciudad y fue trasladado de urgencia al Hospital Materno Infantil, en Salta Capital, donde se produjo su deceso por un shock séptico. 

Ayer el gobierno provincial informó del deceso de un nene de dos años de la Comunidad Misión El Quebrachal, en jurisdicción del municipio de General Ballivián. 

En este caso el niño falleció en su domicilio y, si bien el Gobierno indicó que estaba siendo controlado en el nivel primario de atención, aún no se informó la causa de la muerte. 

Además, el cacique Fabián Fernández, de la Comunidad Misión La Chirola, en el municipio de Embarcación, viene pidiendo insistentemente ayuda para salvar la vida de un nene de un año y cuatro meses al que por su propia experiencia de haber visto niños desnutridos, considera en riesgo de muerte. 

El padre y la madre de este niño también son menores de edad. El pedido de auxilio databa de hace días, pero recién ayer le confirmaron al cacique que hoy recibiría asistencia. 

"Lo acaban de derivar al niñito con sus papás para hacerle el estudio en Hospital de Embarcación", respondió este mediodía el cacique a la consulta de Salta/12 sobre si se había cumplido este compromiso. 

"No dijeron nada. Solo dijeron que lo llevan a hacerle los estudios y lo traen hoy mismo", completó el referente. 

El cacique insistió con la escasez de agua que históricamente soportan las comunidades originarias repartidas por el territorio del Chaco salteño. 

"Sufrimos por tema del agua, a veces nos traen a veces no", aseguró. Para reforzar sus dichos envió una fotografía del camión cisterna de la Municipalidad de Embarcación, en el que se distribuye el agua a los habitantes de la zona. 

Contó que la fotografía fue tomada el miércoles de la semana pasada. "No tenemos presión de agua y en estas épocas de calor no sale nada de agua. Y la delegación municipal manda el tractor con tanque de agua a la comunidad, pero a veces no mandan", ratificó. 

Ley sin reglamentación 

El diputado Villa advirtió que existe la ley 7856, de su autoría, pero que espera la reglamentación hace más de cinco años. 

Esta ley crea una Red de Apoyo Sanitario Intercultural e Interinstitucional para Pueblos Originarios “Sumaj Kausai (Buen Vivir)”

La iniciativa establece entre otros objetivos: garantizar una adecuada y equitativa atención médica y accesibilidad a la alta complejidad médica, y proveer los Facilitadores Interculturales Bilingües necesarios para la cobertura de los hospitales, con el objetivo de permitir una adecuada armonización intercultural entre el sistema de salud occidental y el paciente originario, garantizando su atención y contención. 

Villa indicó que al momento de su sanción, en 2014, la ley fue aprobada por unanimidad con la única abstención del diputado provincial Carlos Zapata (actualmente del bloque Ahora Patria). 

Villa recordó que Zapata adujo que la ley discriminaba a los criollos. “Pero al final se nos mueren diez chicos y son todos wichís y ninguno criollo”, dijo.

Compartir
    Mensajes Gmail
    Mensajes Facebook
Con la tecnología de Blogger.