Vatel en plena construcción de una sucursal en la costanera

La empresa de gastronomía Vatel de los hermanos Sosa, está construyendo una sucursal a la vera del Río Uruguay.


Dicha obra está a cargo del Maestro Mayor de Obras Leandro Silva Olivera, que a su vez es técnico de la Cooperativa de Construcción Suyaña.

En diálogo con nuestro medio Silva Olivera nos informó que la obra encarada en la costanera tiene el fin de ser una sucursal de Vatel en ese sector.

El predio pertenece al Club Regatas Casereño que concesionó el parque frente a su predio por 30 años.

La Obra

La construcción está realizada mayormente con maderas de la zona y su fisonomía es amigable con la naturaleza. Se preservaron los árboles y el medio ambiente del lugar haciéndola lo menos chocante posible con el entorno.


Es una especie de Deck construido sobre un total de 150 pilotines de madera y cemento, apoyados sobre vigas de maderas de buen porte.

Se estima una inversión importante que dará trabajo a unas 6 personas aproximadamente; el proyecto pertenece a Leandro Silva Olivera.

Los trabajadores pertenecen a la Cooperativa de Trabajo Limitada Suyaña, que tiene obras en distintos puntos de la región.

La inauguración se espera se pueda efectivizar dentro de unos quince días más o menos; pero la intención es tener todo listo para el inicio de la temporada de verano 2019/20.


La crítica

En principio la violación a las normativas que establecen que no se puede, ni se debe construir sobre la margen del Río Uruguay por la Ley de Camino de Sirgas.

"El Senado de la Nación aprobó un proyecto de ley de la senadora Magdalena Odarda, que restituye los 35 metros de costas libres de ríos, lagos, lagunas y arroyos -conocido como camino de sirga- que habían sido limitados en el nuevo Código Civil y Comercial".

"Cabe recordar que con la última modificación del Código Civil se había reducido a 15 metros el camino de sirga, o sea se limitó al acceso público a orillas de ríos y lagos, una medida que generó la reacción de organizaciones ambientalistas y poblaciones ribereñas, a la par que se sucedieron denuncias sobre negocios inmobiliarios de grupos extranjeros".

Por otro lado el factor sanitario; nuevamente Monte Caseros es tolerante a las construcciones donde se estima que habrá concurrencia de público y no se prevé la obligatoria construcción de sanitarios, sobre todo en un lugar donde se servirán comidas y bebidas.

De acuerdo a lo que pudimos saber, aparentemente "los concurrentes tendrán la posibilidad de utilizar los sanitarios del Club Regatas o bien el municipio colocará los característicos baños químicos" de costumbre.

Por lo general las habilitaciones comerciales no son posibles, sobre todo, las actividades de ventas de comidas y bebidas al público, si no cuentan con núcleos sanitarios divididos para el uso de hombres y mujeres.

Compartir
    Mensajes Gmail
    Mensajes Facebook
Con la tecnología de Blogger.