Dos años de CORREPI en Córdoba

El 8 de septiembre de 2017 se hacía la presentación de la regional Córdoba de CORREPI y con ella se formalizaba el comienzo de la nacionalización de CORREPI, que luego se extendería a Mar del Plata y Mendoza en 2018. 


Ese día, con la presencia de la referente María del Carmen Verdú y compañerxs venidxs de Buenos Aires, junto con compañerxs locales, ante la negativa de la Facultad de Derecho de poder hacer en esa casa de altos estudios la presentación, se hizo en la plaza de la esquina de la Facultad. 

Con un público expectante, se dio comienzo a una nueva etapa de lucha antirrepresiva en Córdoba. 

Luego de más de 25 años de trayectoria, CORREPI comenzaba a nacionalizarse. También podemos decir que hubo un comienzo antes del comienzo.

Días antes de la presentación de la regional, lxs compañerxs nucleadxs en Córdoba decidieron estar presentes en la tercera Marcha Nacional Contra el Gatillo Fácil en el mes de agosto, y luego, el 31 de agosto, un día antes de que se cumpliera el primer mes de la desaparición forzada de Santiago Maldonado, estuvieron presentes en la Central de Policía y la comisaría Primera exigiendo la libertad de lxs detenidxs durante los allanamientos a locales partidarios, sociales y de casa de familiares de víctimas de gatillo fácil ordenados por el fiscal Dalma y ejecutados por la policía provincial. 

El 1º de septiembre nos encontró nuevamente en las calles, exigiendo la aparición con Vida de Santiago Maldonado, para posteriormente exigir justicia por su asesinato en manos de la gendarmería. 

Este proceso de nacionalización, comenzado en Córdoba se dio, entre otros aspectos, para dar respuestas a la avanzada represiva que se acentuó día a día de la mano de Cambiemos en el gobierno nacional, que por aquel momento era responsable de una persona asesinada por las fuerzas represivas del estado cada 25 horas, índice que hoy creció a una persona ultimada cada 21 horas. 

Córdoba no fue la excepción de este crecimiento represivo. 

Mientras que en el informe presentado en diciembre de 2016 sobre la situación represiva nacional dábamos cuenta de 377 personas asesinadas a manos de las fuerzas del estado desde diciembre de 1983 en Córdoba, en el informe de la situación represiva 2018 la suma llegó a 435 casos, con una mayoría de asesinatos perpetrados por la policía provincial y el servicio penitenciario. 

Durante estos dos años, se hicieron carne las palabras de la compañera Verdú cuando aquel 8 de septiembre de 2017 dijo “Cuando unx se pone la pechera o un pin de CORREPI a los cinco minutos tenés a alguien que te dice que a tal lo llevaron preso, o que tal no aparece, o que reprimieron en tal lado y que hay que dar respuestas” y las respuestas se fueron buscando en la unidad, tomándola como la fuerza necesaria para pelear contra la represión. 

Participamos de la Coordinadora Santiago Maldonado Presente junto a otras organizaciones, luego de la Coordinadora por los 50 Años del Cordobazo, entendiendo que la lucha antirrepresiva es transversal a todas las demás luchas y dando una lectura a las particularidades locales de la represión. 

También intervenimos, en esta unidad en la lucha, de espacios como Córdoba No Baja, para denunciar los intentos de baja de edad de punibilidad por parte de oficialistas y opositores, como así también del armado de La Marcha de la Gorra y de la Marcha Contra el Gatillo Fácil en Córdoba, en un encuentro junto a organizaciones afines a la lucha antirrepresiva como el Colectivo de Jóvenes por Nuestros Derechos y la Coordinadora de Familiares de Víctimas de Gatillo Fácil, entre otras organizaciones locales y nacionales. 

Salimos a las calles contra la represión de ayer y hoy, rechazando el 2×1 a genocidas y diciéndole #ConEllosNo a los candidatos de la represión, responsables de los asesinatos de Darío Santillán y Maximiliano Kosteki, entre otros. 

Se dio también un entendimiento a las particularidades de Córdoba en la lucha antirrepresiva, y es por ello que desde el comienzo de la regional se le dio un valor importante a la lucha territorial, ya sea en los en barrios de la ciudad (o los barrios ciudad, alejados del centro) y en el interior provincial, donde son focos fuertes de represión estatal y tercerizada, como las luchas de lxs vecinxs de la planta de Porta, o lxs vecinxs de Casa Bamba y la lucha del Punillazo, o la de lxs vecinxs de Juárez Celman, entre tantos otros. 

También nos acercamos a familiares de víctimas fatales y salimos a las calles para exigir justicia por lxs pibxs frente a Tribunales II y marchando junto a ellxs. En este marco es importante dar una lectura de lo que sucede en Córdoba. 

Por eso decidimos replicar las presentaciones de la situación represiva nacional que se hacen anualmente en Plaza de Mayo en esta provincia, haciéndolo primeramente en 2018 en la Ciudad Universitaria de la ciudad de Córdoba, y, en 2019, en la Plaza de La Intendencia, frente al Palacio de Justicia, en un acto que contó con la presencia de la Coordinadora de Familiares de Gatillo Fácil; del abogado de Derechos Humanos Carlos Orzaocoa junto a lxs estudiantes procesadxs de la UNC; de Alberto Santillán, papá de Darío Santillán en el marco de la campaña Con Ellos No; de familiares de Iago Ávalos y Leonel Sotelo, asesinados por las fuerzas del estado y que se encuentran nucleadxs en CORREPI; del compañero Ismael Jalil que dio la mirada nacional de la situación represiva y de compañeras de Córdoba que dieron la lectura local. 

Por otra parte, adaptamos nuestro clásico “Manual del Pequeñx Detenidx” a Córdoba, para tener una mirada clara sobre esta herramienta teniendo en cuenta las particularidades del territorio. 

En lo cotidiano hemos trabajado acercando esa sencilla herramienta en talleres destinados a diversos grupos, escolares, universitarios, ambientales, barriales, etc; llegando así a comprender distintas temáticas y acercándonos a diversas luchas haciendo más fluida la unidad. 

Frente al reclamo estudiantil que se dio a nivel nacional, del que fueron protagonistas varixs estudiantes de la UNC durante 2018, apoyamos su lucha por la educación pública y contra del ajuste. 

Hoy acompañamos a lxs estudiantes, exigiendo al juez Vaca Narvaja y a la fiscal Lopez Filoñuk el cierre de la causa contra lxs 27 estudiantes procesadxs por la toma del Pabellón Argentina y diciéndole No a la Criminalización de Protesta. 

Esta regional también se ha hecho eco, como CORREPI en otras regionales, de la lucha antipatriarcal. Damos un valor significativo a la participación en los Encuentros Nacionales de Mujeres (hoy Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis y No Binaries) de Chaco en 2017 y de Trelew en 2018, como así también acompañando las Vigilias por el Aborto Legal Seguro y Gratuito que se dieron en todo el país, o las marchas del 8 M, las de la Aparición con Vida de Yamila Cuello y las del Ni Una Menos, como así también exigiendo la Absolución para Dahyana, en un momento donde no se puede estar ajenxs a la marea verde ni a las luchas feministas en general. 

Como regional de CORREPI, no quedamos sólo en el ámbito local, sino que también desarrollamos la lucha antirrepresiva a nivel nacional, como en 2017, cuando participamos del Encuentro de Educadorxs Populares Berta Cáceres en Tucumán y del Encuentro de la Red Nacional de Medios Alternativos en Sebastián El Cano 2019, sin dejar de estar presentes en acontecimientos propios de CORREPI como el lanzamiento de la regional Mendoza y las presentaciones de la situación represiva en Plaza de Mayo. 

En dos años de nacionalización de CORREPI, la regional Córdoba ha formado parte de la lucha antirrepresiva en un proceso que luego fuera acompañado por lxs compañerxs de Mendoza y Mar del Plata, pero que tiene un hito histórico de casi 30 años en Buenos Aires. 

En el mayor contexto represivo desde el regreso de la democracia, lejos de bajar los brazos, hemos gritado con fuerza ¡ANTE LA REPRESIÓN: UNIDAD ORGANIZACIÓN Y LUCHA!

Compartir
    Mensajes Gmail
    Mensajes Facebook
Con la tecnología de Blogger.