Dependencias judiciales accionan para el cuidado del medio ambiente

El Juzgado de Paz de Mburucuyá decidió suprimir la impresión de fotografías de los reconocimientos judiciales para guardarlas en un documento firmado digitalmente en un DVD.


Por su parte el Juzgado Civil, Comercial y Laboral de Santo Tomé, propuso reciclar los papeles que se descartaban diariamente y enviarlos a Capital. 

El Juez de Paz de Mburucuyá, doctor Sergio Shwoihort, con el objeto de lograr una mejora contínua en la gestión judicial mediante el uso de las TIC´s y poniendo en práctica la política de despapelización promovida por el Superior Tribunal de Justicia decidió dejar de imprimir fotografías en blanco y negro y comenzar a guardarlas en un documento digital a color. 

Siguiendo esta misma línea y a favor del cuidado del medioambiente, la Juez Civil, Comercial y Laboral de Santo Tomé, doctora Gabriela Catalina Borgo habilitó una caja para iniciar la recopilación de papeles que habitualmente se desechaban a la basura para enviarlos a Capital y que se reciclen. 

Mburucuyá 

La innovación propuesta por el doctor Sergio Shwoihort se aplica en el marco de los reconocimientos judiciales donde se procedía a la impresión de las fotografías en blanco y negro, porque no se contaba con impresora a color. 

A partir de la modificación, se las vuelca en un documento, firmado digitalmente, para garantizar la veracidad de las mismas, y se las guarda en un DVD que queda reservado en la secretaría del juzgado. 

Esto permitió que las imágenes se guarden con mejor calidad, ya que se las puede ver a color, como así también la posibilidad de efectuar más tomas, dado que su impresión implicaba un alto costo en papel, como así también en tinta y tóner. 

Se trata de una nueva “buena práctica”, que tiende a contribuir a garantizar, especial y básicamente, dos políticas impulsadas por el Superior Tribunal de Justicia: el cambio de la cultura del papel hacia una digital (Acdos. 25/18, punto 11°, y 26/18, punto 22°), y el uso de firma digital en los procesos (Acdo. 01/18, punto 22°). 

“Con ello se optimizó la producción de dicha prueba, reduciendo los costos, ampliando el número de fotografías que se toman en las diligencias de ese tipo –entre 7 o 10, a 60 o 70, pudiendo ser más-, y mejorando la calidad de las imágenes a la hora de la valoración al momento de dictar sentencia”, explicó el doctor Sergio Shwoihort. 

Esta nueva modalidad de almacenamiento se aplica tanto en las causas propias del Juzgado de Mburucuyá (contribuyendo a rememorar adecuadamente el conocimiento personal), como así también en aquellos casos en que la diligencia es encomendada, con la ventaja -aún mayor en dichos supuestos- de permitir al magistrado que dictará sentencia y que no ha participado personalmente en la producción, un conocimiento visual del objeto sobre el que recaerá la decisión. 

Santo Tomé 

Con el mismo objetivo, preservar el lugar donde vivimos y como forma de incentivar a otras oficinas judiciales, la Juez en lo Civil, Comercial y Laboral de Santo Tomé, doctora Gabriela Borgo decidió reciclar los papeles que se desechaban a la basura diariamente. 

“Todos los días tirábamos gran cantidad de papeles por lo que solicité a la Directora de Archivo del Poder Judicial, doctora Myriam Luz del Valle Garzón una trituradora de papeles, y ella me propuso reciclarlos y enviarlos a Capital para que se reutilicen”, comentó la doctora Borgo. 

Para implementar el reciclaje se habilitó una caja dispuesta en el juzgado para tal fin.

Compartir
    Mensajes Gmail
    Mensajes Facebook
Con la tecnología de Blogger.