Baños públicos un lugar común, olvidado por las instituciones

Se dice que el mejor ejemplo comienza dándose en casa; parece que ésto no se cumple en algunos lugares de convivencia común, como es el caso del Juzgado de Instrucción y Fiscalía local.


El Poder Judicial tiene la facultad de decidir sobre muchas cuestiones de nuestra vida en sociedad, por ejemplo tomar declaración testimonial, indagatoria y hasta decidir sobre nuestra libertad de ser necesario.

Pero a la hora de dar buenos ejemplos se queda sin discursos; una muestra de ello es el estado de inmundicia en el que se encuentran los artefactos sanitarios del baño público del edificio ubicado en Vicente Mendieta 1252 de nuestra localidad.

Normalmente cuando una persona debe comparecer a realizar algún tipo de trámite allí, tiene que, indefectiblemente, esperar varios minutos y hasta horas a veces; es lógico que en la espera los esfínteres pidan que los evacúen.

Al llegar al baño público de una de las instituciones que debe bregar por el respeto a las normas de salubridad y los Derechos Humanos, se percibe claramente que el usuario del servicio de justicia, está muy por debajo del servidor público, a quienes dicho y sea de paso se le abonan los sueldos con los impuestos que pagamos todos nosotros.


Es lamentable que las personas deban tener que someterse a tal estado de denigración, mientras los funcionarios gozan de baños privados que no deben estar ni cerca de las condiciones que les mostramos en las imágenes.

La crítica en todo caso radica en que el que paga los sueldos es tratado como un paria que tiene que utilizar un lugar asqueroso mal iluminado, con artefactos sucios y una puerta de la época de Matusalén.

En estas pequeñas cosas es que se ve bien patente y a diario que para ciertos sectores de la sociedad, hay ciudadanos privilegiados de primera y ciudadanos de tercera que poco importan.


El respeto no es recíproco, entre la institución y los usuarios ocasionales de la misma.


Héctor Negri * en su libro "El derecho como orden de respeto" sostiene:

"De todas las definiciones que sobre el derecho se han dado a lo largo de los siglos, aquella que siempre me ha parecido se adecua mejor a su ser más profundo es la que lo describe como un orden de respeto recíproco. El derecho es, en efecto, la respetuosa solución a los problemas sociales, a los conflictos y a las contradictorias tendencias que la libertad tantas veces asume. Su regla es el respeto. Su armonía, su fin, sus medios, encuentran en el respeto la clave fundamental".

*Héctor Negri se graduó como abogado en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, a los veinte años. 

Luego realizó el doctorado en Derecho y Ciencias Sociales en esa Universidad, oportunidad en que presentó su tesis publicada en Argentina e Italia con prólogo del filósofo Giorgio Del Vecchio. 

Posteriormente concretó el doctorado en Ciencias Jurídicas y Sociales en la Universidad Nacional de La Plata. La tesis, aprobada con la calificación de sobresaliente, fue publicada en Argentina con prólogo del doctor Alberto D. Molinario. 

Ya graduado, estudió Filosofía del Derecho en Roma con Giorgio del Vecchio, con quien mantuvo luego una intensa correspondencia recopilada por el Instituto de Filosofía del Derecho de la Universitá della Sapienza. 

Ha sido Secretario Letrado de la Corte Suprema de Justicia de la Nación entre los años 1965-1966. En 1983 fue designado Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, cargo que continúa ocupando, como Ministro Decano. Presidió el Tribunal en cuatro ocasiones, durante los años 1990-1991, 1998-1999, 2005-2006 y 2013-2014. 

Tuvo a su cargo la vicepresidencia de la Asociación Internacional de Juristas Democráticos con sede en Bruselas y fue miembro del Consejo de la Presidencia de la Unión Americana de Juristas durante los años 1984-1988. 

Presidió la Junta Electoral y el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios de la Provincia de Buenos Aires durante los años 1990-1991, 1998-1999, 2005-2006 y 2013-2014. 

EL Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires y el Colegio de Abogados de Lomas de Zamora le rindieron homenaje por sus 30 años de magistratura en democracia.

Ha escrito numerosos libros y artículos sobre temas de Derecho. Entre ellos: El derecho; El derecho como orden de respeto; Los derechos humanos; La obligación (con prólogo de Alberto D. Molinario); El recurso extraordinario; El negocio jurídico; Nulidad del negocio jurídico; Veintidós proposiciones para una teoría del derecho; La justicia en el libro I de La República (con prólogo de Giorgio del Vecchio); Norma y conocimiento de norma; La persona como igualdad, como pertenencia, como diálogo; El derecho como encuentro y el problema del género; Escepticismo y actitud escéptica; El derecho y la esperanza; El derecho en el estado de derecho.
Compartir
    Mensajes Gmail
    Mensajes Facebook
Con la tecnología de Blogger.