Hace 5 meses fue separada de sus hijos, hoy cumple años y no podrá celebrar con ellos

#VanessaDebeVolver. Vanessa Gómez Cueva nació en Perú y vivió más de 15 años en Argentina donde tuvo a sus tres hijos. 


Sin embargo, el 1 de febrero fue expulsada junto a su hijo menor. Hoy es su cumpleaños y no puede estar junto a su familia. Sus otros dos hijos están en Argentina. 

Para exigir el regreso de Vanessa, diversas organizaciones convocaron a cinco mujeres referentes de la cultura y el activismo. 

La actriz Dolores Fonzi; la abogada feminista Nelly Minyersky; la periodista deportiva Ángela Lerena; la cantante y activista Conni Isla y la ex presidenta del Centro de Estudiantes del Colegio Nacional Buenos Aires, Juana Garay participaron de un video en el que piden al Estado que Vanessa vuelva al país. 

La historia de Vanessa 

El 1 de febrero de 2019 personal de la Policía Federal detuvo y mediante engaños llevaron a Vanessa y a su bebé hasta el aeropuerto de Ezeiza. 

Con la amenaza de enviar a su hijo menor solo a Perú, la obligaron a subir a un avión rumbo a Lima y la expulsaron junto a su bebé, separándola de sus otros dos hijos. 

La orden de expulsión dictada por la Dirección Nacional de Migraciones se basó en una condena a cuatro años de prisión por comercio de estupefacientes que Vanessa cumplió en 2014. 

Tras cumplir la pena, ella buscó mejorar su vida: estudió, se graduó y trabajó como Técnica Superior en Enfermería. 

Sin tener en cuenta que la sentencia fue cumplida y que estaban dividiendo a una familia, Gómez Cueva fue expulsada del país. 

Hoy es el cumpleaños de Vanessa, pero no tiene motivos para festejar. Mientras ella está en Perú con su bebé rige una prohibición permanente para volver al país. 

En tanto, en Argentina quedaron sus otros dos hijos de seis y catorce años. 



En la historia de Vanessa se plasma el giro preocupante de la política migratoria argentina que ha derivado en violaciones que incluyen la separación de niñas y niños de sus familias. 

En 2017 el gobierno nacional modificó por decreto la ley de Migraciones. 

Con estos cambios las expulsiones de migrantes se incrementaron y están basadas únicamente en la existencia de antecedentes penales sin tener cuenta el arraigo y las situaciones familiares de los/as migrantes. 

Vanessa no es la única que vive esta situación extrema. El Estado debe velar y garantizar el derecho de los niños y niñas a la reunificación familiar y permitir que Vanessa y su bebé vuelvan a la Argentina, país en donde ella construyó su vida: tuvo a sus hijos, amigos y afectos y forjó su trayectoria laboral. 

Amnistía Internacional Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) 

Comisión Argentina para Refugiados y Migrantes (CAREF) 

Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) 

Centro de Estudios Legales y Sociales.
Compartir
    Mensajes Gmail
    Mensajes Facebook
Con la tecnología de Blogger.