Advierten notable aumento en la concurrencia a comedores sociales

La concurrencia de niños a los co­me­do­res y me­ren­de­ros de distintos ba­rrios de la ciudad de Corrientes cre­ció en los últimos cua­tros me­ses. 

Foto ilustrativa.
Re­fe­ren­tes de dis­tin­tos sec­to­res sociales coin­ci­die­ron en que la deman­da au­men­tó en com­pa­ra­ción al año pa­sa­do y que, in­clu­so, las do­na­cio­nes son es­ca­sas. 

La si­tua­ción eco­nó­mi­ca del pa­ís, el va­lor de los al­qui­le­res, el aumento ge­ne­ra­li­za­do de pre­cios son la con­se­cuen­cia de es­te efec­to que co­men­zó a sen­tir­se en las zo­nas en las que ha­bi­tan las per­so­nas de más ba­jos re­cur­sos eco­nó­mi­cos. 

La en­car­ga­da del co­me­dor “Co­ra­zón Con­ten­to” del ba­rrio Pa­to­no, Isa­bel Ríos, co­men­tó a épo­ca que a los 125 ni­ños y 45 madres registrados se su­ma­ron más de 100 me­no­res nue­vos des­de ene­ro. 

“Son ca­ri­tas nue­vas del ba­rrio y de zo­nas cer­ca­nas a nues­tro ho­gar”, ex­pli­có. 

La cre­cien­te de­man­da es ad­ju­di­ca­da por los en­car­ga­dos a va­rios mo­ti­vos: “Las fa­mi­lias tie­nen más hi­jos, y la po­bla­ción cre­ció por­que lle­ga­ron al ba­rrio mu­chas per­so­nas que no pu­die­ron se­guir pa­gan­do sus al­qui­le­res”, sos­tu­vo. 

Se­gún la re­fe­ren­te del co­me­dor, que en es­te 2019 cum­pli­rá 32 años al ser­vi­cio de la co­mu­ni­dad, el año pa­sa­do lle­ga­ban más do­na­cio­nes so­bre to­dos de co­mer­cios de­di­ca­dos a la ela­bo­ra­ción de pa­ni­fi­ca­dos. 

Sin em­bar­go, en los úl­ti­mos me­ses es­te ti­po de do­na­cio­nes de­cre­cie­ron al mis­mo rit­mo que la so­li­da­ri­dad de per­so­nas par­ti­cu­la­res. 

“A ve­ces no se co­no­ce pe­ro hay mu­cha gen­te que es­tá pa­san­do mal y no tie­ne una fuen­te la­bo­ral”, agre­gó. 

Al mis­mo tiem­po que ase­gu­ró que en el co­me­dor del ba­rrio Quil­mes, un dis­tri­to lin­dan­te al Pa­to­no, la si­tua­ción es idén­ti­ca. 

En coin­ci­den­cia, la en­car­ga­da del me­ren­de­ro “Sem­bran­do Sue­ños” del ba­rrio Río Pa­ra­ná, Es­te­la Sán­chez, afir­mó que la si­tua­ción “es com­pli­ca­da” y le atri­bu­yó el pro­ble­ma a la fal­ta de tra­ba­jo. 

“Sem­bran­do Sue­ños” fun­cio­na ha­ce más de 18 años (per­so­ne­ría ju­rí­di­ca ha­ce 8) y asis­te a las fa­mi­lias to­dos los sá­ba­dos y do­min­gos a la ma­ña­na con ali­men­tos, ro­pas y úti­les. 

Ac­tual­men­te, acom­pa­ña a más de 50 fa­mi­lias que in­te­gran un gru­po to­tal de 300 per­so­nas. “An­tes te­ní­a­mos 25 fa­mi­lias ins­crip­tas y re­par­tí­a­mos unas 100 ra­cio­nes. Aho­ra los nú­me­ros se du­pli­ca­ron”, pre­ci­só Es­te­la. 

Los cam­bios en la afluen­cia de gen­te se no­ta­ron en­tre los me­ses de di­ciem­bre y fe­bre­ro. 

La en­car­ga­da del co­me­dor le asig­nó la si­tua­ción a la fal­ta de tra­ba­jo en­tre las fa­mi­lias del lu­gar y el cre­ci­mien­to de la po­bla­ción. 

Por su par­te, Gi­se­la Álva­rez del co­me­dor “Pie­ci­tos Des­cal­zos” del ba­rrio Pun­ta Tai­ta­lo di­jo que, “las ma­dres ma­ni­fies­tan que no pue­den com­prar úti­les es­co­la­res. In­clu­so, hay fa­mi­lias que de­ja­ron de asis­tir al co­me­dor y lue­go de dos años es­tán re­gre­san­do”, de­ta­lló pre­o­cu­pa­da. Al si­tio con­cu­rren 90 me­no­res de edad.

Compartir
    Mensajes Gmail
    Mensajes Facebook
Con la tecnología de Blogger.