Troyanos en la interna del Partido Justicialista correntino

El cierre de plazo para reserva de listas y el andar de los distintos apoderados tomando lugares de largada, permitió destapar algunas cartas del juego dando crédito a insistentes versiones de actores que jugaban encubiertos en la interna justicialista. 


Sin ninguna sorpresa se anotó Vamos Compañeros para competir todas las categorías partidarias y legislativas. 

Su máximo exponente, Rodolfo Martínez Llano, eligió lanzar sus arengas montando actos públicos e incrementando su exposición mediática. 

Por su parte, Daniel Caran continúa recorriendo localidades buscando volver a las fuentes construyendo espacio propio con nuevos protagonistas para el armado de candidaturas, bregando desde 2017 cuando Volver a Creer advirtió seriamente que iría por la conducción. 

Lo que amerita un análisis más profundo es ese extraño espacio que se abre desde la llamada Cooperativa, nucleada alrededor del antiguo bloque de los “Renovadores”

Porque las presentaciones se multiplicaron feteando posiciones y alguna mirada ingenua supondría nuevos sectores con referentes demasiado conocidos. 

Pero es fácil advertir una tanda de señuelos que van largando desde un mismo sector ensillados con distinto sello, para reportar finalmente a la misma escudería. 

Tras la última derrota electoral contra ECO Cambiemos de la que nadie hizo autocrítica, la conducción oficial eligió bajar el perfil restringiendo apariciones. 

Así ya jugaron a las escondidas con el cronograma interno hasta que se necesitó presión para que las reglas aparecieran demoradas en el tiempo. 

Sus principales referentes prefirieron aportar a la promoción del partido Unión Ciudadana sin expresar ningún gesto hacia dentro del peronismo correntino cuya responsabilidad directiva es su principal obligación. 

Se especula todavía que esa insólita ambigüedad funcional apunta a conseguir mejores posiciones en una futura alianza que impulsaría a Cristina Kirchner nuevamente hasta la Casa Rosada. 

Varios sectores gremiales, agrupaciones juveniles y sociales “van por todo”, como les gusta decir, pero separados en principio. 

Allí también se espera que la desparramada liga de intendentes del PJ recale buscando sus lugares. 

Entre los desinteresados aparece Camau Espínola, quien mostró públicamente su contrariedad con las internas justo cuando arreciaban las críticas por su predilección a votar junto al macrismo a favor de ajustes y endeudamientos en el Congreso. 

Con anuencia o no, muchos de sus acólitos se anotan tratando de no mencionarlo, ni anotar su actual indisciplina. 

Para muchos, éste sería un agente encubierto reencauzando tropa a la pesca de alguna posición amigable. 

El diputado nacional José “Pitín” Aragón echó algo de luz al respecto mencionando las conversaciones para sumar a “Unidad Ciudadana”, y explicó que “Martín Barrionuevo es el gran hombre” a seducir con miras a 2021. 

Será cuestión de corto plazo saber si el diputado provincial, se alejaría de su mentor y decide acercarse a la Cámpora aturdido por los vaivenes del senador nacional. 

Sería incongruente que desconociera a Camau, como éste a su vez desconoció hace bastante tiempo a Cristina. Sin embargo todo está por verse. 

Desde el Instituto Patria llegó cierto malestar por el uso inoportuno del nombre de “Unidad Ciudadana” como una lista más en Corrientes, porque entienden arriesgado exponer la marca taquillera apuntalando posturas subalternas al proyecto nacional. 

Si los entramados finales siguen alguna lógica, la mano de un Camau cercano a Cambiemos estará tendida en la oscuridad con dirección a la Cooperativa, usando de prenda de paz a Barrionuevo y otros actores menores en reciclaje. 

El próximo 3 de febrero se oficializarán finalmente las Listas y se empezará a vislumbrar quién es quién en la engalletada tropa justicialista, y si emergen nuevos actores.

Daniel Caran.
Compartir
    Mensajes Gmail
    Mensajes Facebook
Con la tecnología de Blogger.