Castañeda pidió respeto y transparencia y le respondieron con golpes sobre la mesa (Audio)

Anoche se llevó a cabo la última Sesión Ordinaria del Concejo de nuestra ciudad, los tema tratados fueron unos pocos y a las apuradas.


Pero antes de ser levantada la Sesión, la Concejal Graciela Castañeda del bloque justicialista, pidió la palabra al presidente Saúl Duarte, para referirse sobre cuestiones propias de la dinámica legislativa.

En su alocución la Concejal pidió que desde presidencia se arbitren los medios necesarios para que el Ejecutivo cumpla con lo estipulado en la Carta Orgánica Municipal sobre la publicidad de los actos de gobierno.

También solicitó que se respete la labor parlamentaria de las minorías, como así éstas respetan la labor del resto de los ediles.

Castañeda consideró como "falencia grave" el incumplimiento del Art. 9 de la Carta Orgánica Municipal, donde expresa que:

"El Municipio está obligado a dar publicidad de todos sus actos de gobierno, debiendo difundirse en el Boletín Oficial Municipal mensualmente todas las ordenanzas o resoluciones. Será puesto a disposición de la población en forma gratuita. En lugares públicos y en la Municipalidad. Anualmente se publicará una memoria, sobre la labor desarrollada y una rendición de cuentas sobre el ejercicio y por otros medios toda información de interés público".

La respuesta del presidente del Cuerpo al reclamo de la edil, fue "aclaratoria" pero con un énfasis exacerbado para la cuestión que se estaba planteando; justamente el respeto mutuo entre los colegas y cuestiones de orden administrativo.


Duarte en su exposición, dejó en claro que desde su presidencia se dieron todos los pasos administrativos que la Carta Orgánica y el Reglamento Interno establecen como norma y apuntó al Ejecutivo Municipal como responsable de la publicidad de los actos de gobierno.

Lo que dejó perturbada a Castañeda fue el exabrupto del presidente, cuando además de argumentar de manera enfática su labor, éste comenzó a golpear la mesa como para reafirmar lo que su boca expresaba.

Es rara la actitud de Duarte, porque normalmente es una persona que no suele tener un discurso altisonante; pero en el momento menos oportuno, se le salió la cadena y respondió de forma "descortés", (para ser benignos), a una dama, profesional, de larga trayectoria política y que además bien podría ser su madre. 


Compartir
    Mensajes Gmail
    Mensajes Facebook
Con la tecnología de Blogger.