Rosenkrantz cuestionó a jueces que interponen decisiones propias

El presidente de la Corte Suprema de Justicia instó a aplicar “el derecho que es por el que debería ser”. Fue durante su disertación sobre Derecho Administrativo en tiempos de crisis económica. El magistrado fue declarado ciudadano ilustre de Corrientes.

Foto: diarioepoca.com
El pre­si­den­te de la Cor­te Su­pre­ma de Jus­ti­cia de la Na­ción, Car­los Ro­sen­krantz, ofre­ció ayer una con­fe­ren­cia ma­gis­tral so­bre la im­por­tan­cia del De­re­cho Ad­mi­nis­tra­ti­vo en tiem­pos de Cri­sis Eco­nó­mi­ca. Lo hi­zo en el mar­co de las 44º Jor­na­das Na­cio­na­les y el 14º Con­gre­so In­ter­na­cio­nal de De­re­cho Ad­mi­nis­tra­ti­vo que se de­sa­rro­llan en Co­rrien­tes has­ta ma­ña­na.

El juez de­jó va­rias de­fi­ni­cio­nes téc­ni­cas y otras de ín­do­le más per­so­nal al re­cor­dar a su ma­dre, No­e­mí Ha­yes, oriun­da de la lo­ca­li­dad de Es­qui­na al afir­mar: “Me sien­to un co­rren­ti­no más” pe­se ha­ber na­ci­do en Ca­pi­tal Fe­de­ral. A su vez ex­pre­só que su pa­dre ha­bía ele­gi­do la ciu­dad del Sur pro­vin­cial “co­mo su lu­gar en el mun­do”. Fue lue­go de re­ci­bir el re­co­no­ci­mien­to de ciu­da­da­no ilus­tre de ma­nos del go­ber­na­dor Gus­ta­vo Val­dés.

Ro­sen­krantz ana­li­zó du­ran­te su ex­po­si­ción que las cri­sis eco­nó­mi­cas in­cre­men­tan o dis­mi­nu­yen las exi­gen­cias jus­ti­fi­ca­to­rias a las que de­ben re­cu­rrir los jue­ces que pre­ten­den sus­ti­tuir la vo­lun­tad de la ad­mi­nis­tra­ción con de­ci­sio­nes pro­pias.

En otra lí­ne­a, se­ña­ló que hay que di­fe­ren­ciar en­tre la vi­sión so­bre có­mo el de­re­cho de­be­ría ser y có­mo el de­re­cho es. “Los jue­ces de­be­mos siem­pre re­cor­dar es­ta di­fe­ren­cia y te­ner siem­pre en men­te que he­mos si­do ele­gi­dos pa­ra apli­car el de­re­cho que es, pe­ro no pa­ra de­ter­mi­nar nues­tras sen­ten­cias por nues­tra par­ti­cu­lar con­vic­ción de lo que el de­re­cho de­be­ría ser”, ma­ni­fes­tó.

El doc­tor Ro­sen­krantz se re­fi­rió a la exis­ten­cia de dos de­re­chos, los que se con­ce­den pa­ra el de­sa­rro­llo in­di­vi­dual, ­llamados na­tu­ra­les, del in­di­vi­duo o deontólogos,­ y los que se con­ce­den pa­ra ob­te­ner de­re­chos co­lec­ti­vos ­denominados consecuencialistas. Los pri­me­ros per­te­ne­cen a to­dos, se­ña­ló y be­ne­fi­cian a quie­nes los po­se­en; en tan­to que los se­gun­dos son de quie­nes par­ti­ci­pan de prác­ti­cas pa­ra al­can­zar lo­gros de­se­a­bles.

En­tre am­bos se en­cuen­tran los Tri­bu­na­les que de­ben me­diar. Sin em­bar­go, ase­ve­ró que los jue­ces no pue­den sus­ti­tuir los po­de­res cons­ti­tui­dos (los res­tan­tes dos Po­de­res: Eje­cu­ti­vo y Le­gis­la­ti­vo).



El Con­gre­so que con­clu­ye ma­ña­na 7 de noviembre, continuará hoy des­de las 10.00 con los di­ver­sos pa­ne­les, el pri­me­ro vin­cu­la­do al pro­ce­so ad­mi­nis­tra­ti­vo en la ac­tua­li­dad.

diarioepoca.com
Compartir
    Mensajes Gmail
    Mensajes Facebook
Con la tecnología de Blogger.