La justicia penal casereña se niega a brindar información sobre el "Caso Milagros"

Hoy 18 de septiembre, se cumple el primer mes del hallazgo de la menor conocida popularmente como "Milagros"; según Oficio Judicial Nº 1123 del Juzgado Civil y Comercial con Competencia en Familia, identificada como (Menor N.N) Expediente Mxp Nº 9033/18.

En el centro de la imagen el Juez de Instrucción Penal Dr. Eduardo Alegre. Foto de archivo.
Por ello Infomontecaseros concurrió a los estrados judiciales penales para informar sobre el avance de la causa tramitada bajo carátula "Abandono de Persona Agrabado", donde se debería consustanciar la investigación de uno de los hechos más llamativos del año, en materia judicial penal.

Como es lógico, nos presentamos ante la fiscalía a cargo del Dr. Fabián Soto, entendiendo que dentro de su labor está la de impulsar la investigación y buscar las líneas de hipótesis más probables para dar con la madre y el padre de la menor "N.N."

Luego de avisarnos que el Sr. Fiscal no se encontraba en la fiscalía por razones laborales, nos pidieron que volvamos más tarde para ver si nos podía atender, esto ocurrió a las 9,45 de esta mañana.

Posteriormente cerca de las 11,00 volvimos a la fiscalía y luego de unos minutos de espera, nos atendió el secretario del Fiscal, que se identificó como Mariano Duarte, quien a nuestro requerimiento de información, se circunscribió tan solo a comunicarnos que el fiscal Soto le había indicado, que el Exp. ya estaba en manos del Dr. Eduardo Alegre y que allí podrían informarnos sobre los avances de la investigación.

Así que raudamente nos apersonamos en el Juzgado de Instrucción Penal a cargo del Dr. Eduardo Alegre, y requerimos a su secretario la misma petición realizada ante la fiscalía.

El caso es que el Sr. secretario, primero nos mandó a la fiscalía para que le preguntemos a Soto; cuando le comentamos que desde allí veníamos y que el secretario Duarte nos había enviado, dijo que entonces debíamos ir a la Comisaría, para recabar información.

Lo que es una zoncera, dado que el tema ya está en manos de Alegre y evidentemente las investigaciones de los policías ya fueron efectuadas y no tienen la posibilidad de aportar mucho más de lo que la opinión pública ya conoce.

Foto de archivo.
En fin, luego de intentar explicarle al Sr. secretario la incongruencia de lo que había sugerido, pedimos la oportunidad de hablar con el Juez Alegre, con la convicción de que él tendría por lo menos algún argumento más o menos sólido acerca de la cerrazón informativa.

Pero tampoco pudimos hablar con Alegre, porque dijo "estar ocupado" pero, sugirió que volvamos a la fiscalía a charlar con Soto, "porque él lleva la parte acusatoria y es quien maneja a la policía", dijo el auxiliar del Juez.

Por lo tanto volvimos a la fiscalía a charlar nuevamente con Duarte, para explicarle que desde el Juzgado nos volvieron a enviar a la fiscalía para que Soto nos brinde la información sobre la cuestión de la investigación de la desaparición de los progenitores de la niña Milagros.

Allí Duarte volvió a referirnos que el Exp. se encontraba a cargo del Juzgado de Instrucción y por ende ellos (en el Juzgado) debían brindar la información de los últimos avances. 

Explicamos a Duarte que nos tenían como pelotita de ping pong de un lado a otro sin considerar nuestro tiempo y nuestra labor informativa, a lo que el secretario se allanó pidió disculpas pero, adujo que quien había dado esas directivas era el fiscal Soto, que no se encontraba en el edificio.

Decidimos entonces comunicarle al Sr. Duarte, que íbamos a disponer de un tiempo más hasta que el fiscal vuelva a la sede para ver cuál era su respuesta definitiva.

Pasadas las 11,30 apareció el Dr. Soto a quien le preguntamos sobre el asunto en cuestión, éste sin siquiera detenerse un instante y caminando hacia el interior de la fiscalía, volvió a reiterarnos que el expediente ya estaba en manos de Alegre y que él como Juez debería darnos la información adecuada sobre el tema.

Ante la pregunta lógica de nuestra parte de si él (el fiscal) había realizado la investigación y que ya la tenía el Juez entonces porqué no nos brindaba algo de lo que se logró averiguar o no, sobre la desaparición de los progenitores.

Fiscal Penal de Monte Caseros.  Dr. Oscar Fabián Soto
Soto contestó entonces que allí el expediente ya no estaba y que por lo tanto debíamos remitirnos a Alegre, para que informe sobre lo actuado.

Fuimos otra vez al juzgado, volvimos a charlar con el secretario de Alegre, quien insistió con que el Juez había dicho que preguntemos en fiscalía.

Y nada, de información precisa sobre qué se ha investigado, cuáles fueron las diligencias impulsadas por el fiscal y cuál podría ser la postura del Juez, de eso nada.

Evidentemente algo raro hay en todo este asunto, no se entiende cuál es el motivo real de tantos dimes y diretes, en un caso que realmente conmocionó a la opinión pública y que además sigue manteniendo expectativas sobre las identidades de los implicados en el abandono de la menor N.N.

Lo peor del caso es que ni siquiera intentan argumentar una explicación coherente, sobre el por qué de la negación a brindar información sobre un caso de índole pública que de no quedar debidamente esclarecido podría volver a ocurrir y eso es más grave aún.

Tal vez sea una cuestión de falta de afinidad o disconformidad con nuestro medio periodístico y por eso no nos quieren suministrar información, que por otra parte es un derecho que tiene la población a ser informada debidamente; ojalá sea tan solo eso, una cuestión de piel con los trabajadores y la editorial de Infomontecaseros, eso sería lo menos grave de todo.

Pero si no es así queridos lectores, estamos ante un potencial peligro del sistema democrático, ya que sin "libertad de prensa no existe la democracia".

Y lo peor, quien debe garantizar nuestro derecho a ser informados, es obligatoriamente la justicia; quizás termine teniendo razón Milagro Sala al decir "en Argentina ni Justicia".

Pablo Lugo.
Compartir
    Mensajes Gmail
    Mensajes Facebook
Con la tecnología de Blogger.