Caballos Sueltos: niegan el abandono de los equinos apresados en el Ceibo

Esta mañana un oyente de Bocabierta 98.7, denunció que los caballos depositados en guarda por la municipalidad en un corral del Ceibo, estaban sin agua ni comida.

Foto ilustrativa de archivo propio.
Preocupados por la gravedad de la noticia, hablamos con el encargado de mantener en guarda a los animales secuestrados por andar sueltos en la vía pública, Sr. Cotto Centurión.

Centurión negó que los animales retenidos estén pasando hambre y sed, de acuerdo con lo manifestado por Manuel a través de las redes sociales.

"Los dueños aveces no quieren entender que ellos están en falta cuando dejan abandonados los caballitos en la vía pública, ahí es donde se complica el tema, a los caballos nunca les falta el agua y la alfalfa, están racionados de acuerdo con lo determinado por la veterinaria que realiza el control sanitario" indicó Cotto.

La denuncia mediática señalaba que los animales recogidos en la calle, son depositados en un corral del Ceibo y que luego no son asistidos por nadie, pasando largas horas y días sin agua ni comida.

"Acá los animales están todos con tratamiento veterinarios, tienen agua y forraje, de acuerdo con lo que me ordena la veterinaria" aseveró Cotto.

Los caballos que son encontrados en la vía pública son llevados a un corral municipal, gracias a un convenio firmado por el municipio con el Ministerio de Seguridad de la provincia en el que se establece que la autoridad de aplicación de las multas es el Priar ( Policía Rural e Islas y Ambiental Rural).

Los dueños de los animales secuestrados, deben abonar una multa de varios miles de pesos, según la cantidad de caballos y la gravedad de la falta. Una vez abonada la multa, la policía está facultada a devolver el animal a su dueño y la cuestión queda cerrada.

Pero de acuerdo con los relatos de personas que hicieron el trámite de recupero de las bestias, se les hace saber al momento de retirarlos, que de volver a caer ese animal en el encierro, la suma de la multa podría multiplicarse.


Cotto adelantó que está en proyecto del Ejecutivo una Ordenanza en que se establecerá un plazo perentorio para retirar los animales secuestrados, evitando justamente que el animal pase más tiempo encerrado del que es necesario.

De acuerdo con lo comentado por el cuidador municipal, ese plazo sería de tres días como máximo donde además se dará difusión en los medios locales para que los dueños puedan notificarse de la situación de su animal.

Pasados esos tres días de la retención del caballo o vaca secuestrado en la vía pública, se tomarán  otros tres días esperando que su dueño pague las multas correspondientes. 

De no ser así las autoridades tendrán el poder, luego de cumplidos los seis días seguidos, de disponer de los mismos.

El proyecto está todavía en elaboración, veremos los alcances de la propuesta, si es que se presenta y logra la aprobación de los concejales.
Compartir
    Mensajes Gmail
    Mensajes Facebook
Con la tecnología de Blogger.