Las aguas bajan turbias y Aguas de Corrientes dice que todo es normal (Video)

Ante las reiteradas quejas de los vecinos de Monte Caseros por el deficiente servicio de la Empresa Aguas de Corrientes S.A, el municipio solicitó a la firma un informe sobre la calidad de las aguas para consumo humano.

Torre de registro caída hace más de dos años.
De acuerdo con los registros realizados oportunamente, el titular de la empresa Arquitecto Jorge Rotela envió una nota en respuesta a la solicitud del municipio local, sobre la calidad de las aguas donde informa que las mismas son aptas de acuerdo con los estándares exigidos por los organismos internacionales como ser la Organización Mundial de la Salud y los límites establecidos por el Código Alimentario Argentino.

La nota fechada el 12 de enero de este año, fue acompañada por unos informes de ensayos de análisis inmunológicos, además del certificado de análisis físico - químico de potabilidad y de un examen bacteriológico.

Ambos documentos son parte de los resultados elaborados por el laboratorio de la empresa en cuestión firmado por la bioquímica Nancy Román, del Laboratorio Central de Aguas de Corrientes S.A.


Sin embargo y a pesar de las explicaciones brindadas por la compañía, los problemas saltan a la vista de cualquier persona que circule por las playas de nuestra localidad, donde pueden ver que las aguas cloacales están siendo vertidas hacia la costa en pleno balneario y otros puntos de la ciudad.

Un claro ejemplo es el que se está dando desde hace al menos tres días frente al camping denominado "La Magia de un Lugar", donde los bañistas deben soportar la desagradable experiencia de convivir con aguas servidas, olorosas y contaminantes que se vierten desde la estación elevadora 4 perteneciente a Aguas de Corrientes.

Pero ese no es el único lugar donde se ve que ha colapsado el sistema cloacal, también sucede lo mismo frente al Club Regatas y lo peor se está dando desde hace una semana en la zona adyacente a los piletones de tratamiento cloacales.


Allí se produjo el colapso total de los desagües por la evidente obstrucción de los caños que vertían los líquidos hacia las aguas del río Uruguay. 

La caída de una de las torres de registro hace más de dos años luego de varios otros de deterioro estructural y que nunca fue reparada produce que las aguas verdes decanten por el basural a cielo abierto siguiendo el declive del terreno, bajando hasta la orilla del río.

Así las cosas, es difícil entender los informes presentados por los referentes de la empresa de servicios de agua y cloacas y parecen ser más creíbles los relatos de los vecinos que se quejan por los olores y gustos feos del agua corriente.

Compartir
    Mensajes Gmail
    Mensajes Facebook
Con la tecnología de Blogger.