Pescó una bolsa llena de joyas en el río Uruguay

Un albañil fue a pescar y divisó en el fondo del río algo que reflejaba la luz. Cuando lo sacó se percató que era una bolsa conteniendo un botín de gran valor. Su reacción fue entregarlo a las autoridades. 

Marcelo Díaz pescador de tesoros. 
El protagonista de la historia fue un albañil uruguayo de la ciudad de Salto llamado Marcelo Díaz, de 43 años de edad. 

El pasado domingo, mientras en la orilla de enfrente se desarrollaban las elecciones legislativas, Díaz fue a pescar a orillas del río Uruguay. 

El agua estaba turbia, pero vio que había una bolsa blanca de nylon, que al romperse dejó ver que en su interior había joyas, objetos de oro y otro elementos de un valor aún no calculado. 

En total son casi 400 piezas que deberán ser evaluadas por las autoridades. 

“Estamos hablando de unos 348 artículos de valor, entre ellos 71 cadenas de oro, monedas de oro, relojes, pulseras, un fusil Springfield del año 1863, consideramos que vamos a iniciar un proceso de hallazgo" explicó el abogado del pescador, que según señaló, por las leyes uruguayas, a su cliente le corresponde una recompensa. 

Puntualmente, según el Código Civil del vecino país, el botín debería ser dividido en partes iguales entre la persona que lo encontró y el Estado uruguayo.

Compartir
    Mensajes Gmail
    Mensajes Facebook
Con la tecnología de Blogger.