El río obliga a pobladores a abandonar sus casas

La creciente del río Uruguay, está obligando a los pobladores ribereños a buscar refugio en tierras altas luego que el agua inundara sus casas.


Con un registro actualizado de 9,53 metros a las 06,00 de este viernes, el agua sigue dando problemas a las personas que tienen sus viviendas en tierras bajas, donde el agua entró esta semana para desplazar a sus moradores.

Los barrios más afectados por la creciente son Gauchito Gil, Las Termas y Puerto donde ya varias casas debieron ser evacuadas preventivamente a raíz de la crecida.

De acuerdo con la información suministrada por los propios damnificados, muchos se acomodaron en casa de familiares o amigos hasta que el mal momento pase.

Los Bomberos Voluntarios recorren las zonas críticas para ofrecer ayuda a los vecinos que aún no quieren abandonar sus casas esperando a que el río baje.


Por otra parte el municipio trabajó en la implementación de tareas que ayuden a descomprimir la situación de los vecinos de barrio Belgrano y 308 viviendas realizando la limpieza de los desagües sobre calle Falucho.

También se dispusieron la bombas extractoras en puntos estratégicos del terraplén que bordea ambos barrios para aliviar la carga pluvial que suele inundar ese sector de la ciudad.

En el Ceibo autoridades municipales mantuvieron reuniones con los vecinos para conocer su inquietudes respecto de la creciente que afecta el tránsito vehicular debido al anegamiento de los caminos habituales.


En 2015 se construyó un camino alternativo sobre terrenos del ejército que sirve como nexo para evitar el aislamiento del barrio. En la últimas horas ese camino alternativo está teniendo intenso uso por lo que los vecinos reclaman se mejoren las condiciones de transitabilidad y se re asegure el estado de dos puentes precarios indispensables para la salida y entrada al barrio.  
Compartir
    Mensajes Gmail
    Mensajes Facebook
Con la tecnología de Blogger.