17 de mayo Día de la Hipertensión Arterial

La Licenciada Elena Wong invita a la comunidad en general a controlarse la presión arterial, el miércoles próximo en Plazoleta Juan XXIII.


En el marco de la conmemoración del Día de la Hipertensión Arterial, la Licenciada estará controlando la HTA en el horario de 16 a 18.

La hipertensión arterial es el aumento de la presión arterial de forma crónica. Es una enfermedad que no da síntomas durante mucho tiempo y, si no se trata, puede desencadenar complicaciones severas como un infarto de miocardio, una hemorragia o trombosis cerebral, lo que se puede evitar si se controla adecuadamente. 

Las primeras consecuencias de la hipertensión las sufren las arterias, que se endurecen a medida que soportan la presión arterial alta de forma continua, se hacen más gruesas y puede verse dificultado al paso de sangre a su través. Esto se conoce con el nombre de arterosclerosis.


La hipertensión no puede curarse en la mayoría de los casos, pero puede controlarse. En general debe seguirse un tratamiento regular de por vida para bajar la presión y mantenerla estable. 

Las pastillas son sólo parte del tratamiento de la hipertensión, ya que el médico también suele recomendar una dieta para perder peso y medidas como no abusar del consumo de sal, hacer ejercicio con regularidad. 

Además de los cambios en el estilo de vida, existen numerosos fármacos para controlar la presión arterial. 

Consejos para el paciente con hipertensión: 
- Reducir el peso corporal si tiene sobrepeso. 
- Reducir el consumo de sal a 4-6 gramos al día; consume menos productos preparados y en conserva, y no emplear demasiada sal en la preparación de los alimentos. 
- Reducir la ingesta de alcohol, que en las mujeres debe ser inferior a 140 gramos a la semana y en los hombres inferior a 210 gramos. 
- Realizar ejercicio físico, preferentemente pasear, correr moderadamente, nadar o ir en bicicleta, de 30 a 45 minutos, un mínimo de 3 veces por semana. 
- Reducir el consumo de café. 
- Consumir alimentos ricos en potasio, como legumbres, frutas y verduras. 
- Abandonar el hábito de fumar. 
- Seguir una dieta rica en ácidos grasos poliinsaturados y pobre en grasas saturadas.


Compartir
    Mensajes Gmail
    Mensajes Facebook
Con la tecnología de Blogger.