Las familias allanadas esta tarde defienden su inocencia

Luego del procedimiento policial de las fuerzas combinadas de Entre Ríos y Corrientes, en el que buscaban drogas en casas de la familia Alegre, nos acercamos a charlar con los moradores de las viviendas allanadas para que nos cuenten su versión de los hechos.


Hablamos con Raúl "Gato" Alegre de 74 años y su señora esposa de 67, que nos contaron como vivieron esas horas donde los policías los mantuvieron bajo vigilancia en su propia casa y esposaron a dos de sus hijos un masculino y una femenina mayores de edad.

De acuerdo con los testimonios de la familia, la fuerza de seguridad irrumpió en su domicilio cerca de la 16,00 de hoy cuando menos lo esperaban al grito de policía y rápidamente se adueñaron de la situación y la vivienda que se mantuvo ocupada por las fuerzas policiales por más de tres horas, en busca de drogas, armas o elementos que relacionen a Alejandra y Antonella, hijas del dueño de casa, con los hechos que se investigan.

Como Alejandra no se encontraba en casa de su padre la que pasó un mal rato fue Antonella que contó cómo los policías la redujeron utilizando la fuerza y esposándola a ella y a otro de sus hermanos que dormía la siesta cuando la policía llegó al domicilio.

Alegre padre y su señora comentaron que cuando la policía les dijo que buscaban drogas y armas les dijo que busquen tranquilos en toda la casa porque allí no había nada de eso. Se quejaron los dueños de la vivienda porque un policía con la cara tapada por una máscara amenazó con matar de un balazo al perro de la familia cuando el can vio que reducían a Antonella. También de la poca sensibilidad demostrada por los uniformados que no permitieron que un pequeño niño, nieto de ambos, pudiera salir a hacer pis.


La chica de 21 años estudiante, dijo que la tiraron al piso y le produjeron escoriaciones en los brazos y las piernas cuando llegó la fuerza policial y su hermano se quejó porque lo esposaron con las manos atrás y no tuvieron consideración de que uno de sus brazos está lesionado desde hace unos años y que le produce cierta discapacidad.

La casa quedó patas para arriba, revisaron todas las pertenencias de la familias moradora y además cayeron en la volteada también unos familiares que pasaron justo en ese momento a saludarlos. La policía cortó el tránsito de calle Belgrano entre Bergamini y Rivadavia donde se estaba llevando a cabo el procedimiento con la infantería y perros adiestrados que no lograron detectar estupefacientes en ninguna de las dos viviendas.

En la casa de enfrente a la de Raúl donde vive otro de sus hijo también allanaron y revolvieron todo sin encontrar nada de droga, aunque les secuestraron los teléfonos celulares de ambas familias, una balanza de cocina y dos pendrive.


Compartir
    Mensajes Gmail
    Mensajes Facebook
Con la tecnología de Blogger.