CONINAGRO se reunió con productores cooperativistas de la provincia (Audio)

El presidente de CONINAGRO Egidio Mailland se reunió esta mañana con productores cooperativistas de la provincia de diferentes rubros para evaluar la situación en la que están inmersos.

El presidente de Coninagro habla sobre las intenciones de la entidad con productores cooperativistas.
El presidente Egidio Mailland, acompañado por el vicepresidente, Carlos Iannizzotto, y el gerente Daniel Asseff, visitaron Monte Caseros para reunirse con productores y dirigentes de las Federaciones para recabar toda la información que surge luego de las terribles inundaciones que afectaron a la región.

Con la presencia de Miguel Rosbaco presidente de Fedecoop, Nicolás Carlino y Orlando Stvass como anfitriones, el encuentro se llevó a cabo en las instalaciones del Club Progreso de nuestra ciudad donde también participaron productores tabacaleros, yerbateros, horticultores, apicultores, ganaderos, citricultores y fruticultores de distintos puntos de la provincia.

En dicho encuentro con las autoridades de CONINAGRO, los productores expusieron claramente cuales son los problemas que deben enfrentar en la coyuntura donde el advenimiento del Macrismo conduciendo los destinos del país, impone un compás de espera en la toma de decisiones a corto y mediano plazo.

La charla se desarrolló en un ámbito de camaradería distendido, pero con las ideas bien resueltas a la hora de describir cuales son los obstáculos que los productores cooperativistas deben sortear para colocar su producción en las góndolas de los mercados tanto internos como externos.

Más allá de las especificidades que cada explotación agropecuaria presenta por la naturaleza misma del producto a comercializar, se podría decir que los inconvenientes que aquejan a todos los productores tienen que ver principalmente con el efecto paradojal que produjeron los Planes Sociales implementados por el gobierno Kirchnerista que a provocado, según ellos, una ruptura en la cultura de trabajo en gran parte de la población haciendo que la mano de obra calificada sea cada vez más escasa.

Según la exposición de los productores, hay en el sistema un efecto negativo que hace que las personas prefieran mantenerse fuera del mercado laboral para no perder el beneficio de los Planes Sociales y esto afecta a los sectores productivos que demandan mano de obra que no encuentran, para sus cosechas, trabajos diarios o temporales. Sumado a esto, los productores se quejaron también de la "industria de los juicios laborales", como un mecanismo perverso que transfiere la riqueza de la tierra y la producción a la órbita del sistema judicial-laboral, donde se armó un pingüe negocio gracias a las leyes que "siempre terminan favoreciendo a los trabajadores".


Mayormente todos los presentes reconocieron que es necesario establecer mecanismos que re-encaucen la dirección del mercado laboral productivo y en esto aseguraron que es necesario un gran debate que logre establecer reglas de juego claras para superar los problemas actuales y mirar hacia el futuro con mayor optimismo.

Desde la mesa dirigencial se reconoció que el problema es similar a lo largo y ancho del país y que si bien hay mecanismos que intentan rectificar los desvíos propios de la actividad no son lo suficientemente satisfactorios.

Como tema central de la charla también se tuvo en cuenta la perdida de rentabilidad del sector por razones disimiles pero mayormente emparentadas con los precios de los productos primarios que en cierta manera obligan a los cooperativistas a buscar caminos alternativos de una producción con valor agregado como para mejorar la rentabilidad de la explotación sea cual fuere. Pero encuentran como punto débil la falta de infraestructura, el desfinanciamiento y la escasez de recursos técnicos que coadyuven a potenciar el negocio.

Como críticas a los organismos estatales que deben mantener políticas de desarrollo del sector productivo, mencionaron la discontinuidad de los estudios de desarrollo pecuario o agropecuarios, la implementación de planes de asistencia a la producción en las zonas núcleos con mayor poder de producción y económica, sin tener en cuenta políticas de desarrollo de los pequeños productores que apenas alcanzan la categoría de producción de subsistencia. 

Consideraron que el INTA adolece de falencias técnicas y mencionaron como un ejemplo el programa Cambio Rural, que está dirigido a productores con capacidades bastante desarrolladas y que es inviable su aplicación a pequeños productores como los de nuestra región. También se remarcó lo negativo que resulta para los cooperativistas el recorte presupuestario para organismos como éste.


Compartir
    Mensajes Gmail
    Mensajes Facebook
Con la tecnología de Blogger.